Si lo que buscas es definir tu cuerpo sin necesidad de elevar al máximo tus pulsaciones, el yoga es tu mejor aliado. La práctica de una serie de posturas corporales (asanas) te ayudará a equilibrar cuerpo, mente y espíritu. A la vez que modelas tu cuerpo te sentirás mejor contigo misma.

BHUJANGASANA o LA COBRA
BHUJANGASANA o LA COBRA

Beneficios: Esta postura estimula y abre el pecho, a la vez que fortalece tu espalda. Además, tonifica hombros y abdomen y mejora la circulación sanguínea, reduciendo la fatiga y el estrés.

SHANTI VIRABHADRASANA o EL GUERRERO INVERTIDO

SHANTI VIRABHADRASANA o EL GUERRERO INVERTIDO

Separa los pies algo más de un metro y levanta los brazos a la altura de los hombros con las palmas hacia abajo. Coloca el pie izquierdo alineado hacia delante y el derecho formando un ángulo de 60 grados. Dobla la rodilla izquierda hasta que el muslo esté  horizontal respecto al suelo. Eleva el brazo izquierdo y síguelo con la mirada. Repite lo mismo, esta vez con el pie derecho delante.

Beneficios:Estira la ingle, el pecho, los hombros y los pulmones, fortalece los tobillos y las piernas y aumenta la resistencia, mejorando la seguridad y la confianza en ti misma.

JANU SIRSASANA o FLEXIÓN DE LA CABEZA HACIA LA RODILLA

JANU SIRSASANA o FLEXIÓN DE LA CABEZA HACIA LA RODILLA

Siéntate en el suelo y dobla la pierna derecha, colocando el pie derecho delante del perineo, y presiona la planta del pie contra el muslo izquierdo. Inclínate hacia delante desde las caderas y alarga los brazos para sujetar el pie izquierdo. Repite lo mismo cambiando la posición de las piernas.

ARDHA MATSYENDRASANA o MEDIA TORSIÓN ESPINAL

Siéntate en el suelo y dobla la rodilla derecha apoyándola en el suelo. Pasa el pie izquierdo por encima de la rodilla derecha, apoyando la planta del pie en el suelo con firmeza. Pasa el brazo y codo derecho por encima de la rodilla izquierda y sujeta el pie izquierdo con la mano derecha. Repite lo mismo cambiando la posición de las piernas.

Beneficios: Flexibiliza la musculatura paravertebral, tonifica los músculos espinales y estimula los órganos digestivos y de la musculatura abdominal, aliviando el lumbago y los dolores de espalda.

SIRSASANA o POSTURA SOBRE LA CABEZA

Ponte de rodillas, en el suelo alinea los codos con los hombros y entrelaza las manos delante de los codos. Estira las rodillas para elevar los glúteos hacia el techo. Debes mantener los hombros bien altos para no colapsar ni curvar la espalda. Una vez que tengas el equilibrio necesario, debes apoyar todo el peso en la parte superior de la cabeza.

Beneficios: Oxigena y nutre las glándulas pituitaria y pineal del cerebro, aportando serenidad, confianza y claridad mental.

Source: Fotos: 5 posturas de yoga para un cuerpo 10 – BHUJANGASANA o LA COBRA