Tomar una cantidad de sal mayor a la dosis recomendada, según la OMS de 6g diarios en adultos, está claro que no va a aportarnos ningún tipo de beneficio, pero además un reciente estudio avala que el exceso de sal concluye en un exceso de calorías.

Las consecuencias negativas del exceso de sodio van más allá de problemas de hipertensión, pudiendo acabar en trastornos gástricos, óseos o incluso problemas renales pero, además, un reciente estudio nos cuenta algo más…

Los resultados del estudio

Según la investigación a la que nos referimos, llevada a cabo en la Universidad de Deakin, Burwood, una combinación excesiva de sodio junto con la ingesta de grasa, acaba convirtiéndonos prácticamente en “calórico-adictos”, es decir, promueve a un consumo claramente mucho más elevado de calorías en nuestra dieta.

Los resultados llevados a cabo entre hombres y mujeres de entre 18 y 54 años, concluye que el tomar alimentos demasiado salados, acompañados además en multitud de ocasiones por potenciadores de sabor, aumenta el consumo de alimentos y energía hasta en un 11%.

Recordamos la cantidad de sal diaria recomendada por la OMS, para distintos rangos de edad:

1

Si no tenías suficientes motivos para controlar la cantidad de sodio que añadimos en nuestras comidas, ahora tienes otro más. Nuestro consejo es claro, es importante intentar controlar la sal que tomamos.

Source: El exceso de sal concluye en un exceso de calorías